Hidromiel en la historia

Hidromiel en la historia

Hidromiel en la historia

Hidromiel, antecesor de la cerveza y el vino

 

Se cree que fue la primera bebida alcohólica consumida por el hombre. Al menos así lo demuestran los restos hallados en vasijas datadas de la Edad de Bronce y las numerosas alusiones al hidromiel en poemas y escritos de la antigüedad.

Julio César incluso, la tenía como bebida preferida y los vikingos la bebían en cuerno y la  solían mezclar con setas alucinógenas cuando querían conectar con sus dioses.

Antecesor de la cerveza y el vino, el hidromiel, elaborado y consumido por las grandes civilizaciones de todo el mundo ha vuelto a resurgir con fuerza reclamando el lugar que le corresponde.

 

Propiedades del hidromiel

 

El hidromiel al igual que la miel posee propiedades revitalizantes y vigorizantes, incluso hay quien dice que posee propiedades afrodisíacas. Son conocidas además las propiedades antisépticas y antibacterianas de la miel que se mantienen una vez fermentada y transformada en hidromiel.

Otra de sus peculiaridades es la de no producir resaca,  el organismo procesa el alcohol resultante de la fermentación con mayor rapidez, es por eso que, según cuentan, los soldados romanos o los vikingos, la tomaban las noches anteriores a las grandes batallas.

 

 

Curiosidades

 

Si alguna vez se han preguntado de donde proviene la expresión "luna de miel" , la respuesta tiene que ver con  la antigua tradición teutona del siglo XVI de hacer beber a los recién casados hidromiel durante todo un ciclo lunar, con el fin de conseguir que el primer hijo fuese varón.

También s ele conoce como cerveza vikinga.

Hay varias clases o variantes del hidromiel, pudiendose encontrar en el mercado diferentes tipos: clásica, seca, dulce, especiadas, con frutos, etc.