¿Qué es el Hidromiel?

Qué es el hidromiel. Botella de Hidromiel Guerrero

El Hidromiel también llamado aguamiel, vino de miel o cerveza vikinga, es la bebida alcohólica fermentada más antigua de la historia. Se considera la primera bebida alcohólica que consumió el ser humano antes, incluso, que el vino o la cerveza. Resulta de la fermentación de una mezcla de agua y miel, que alcanza cierta graduación alcohólica que variará según la relación existente entre ambas y la tolerancia de las levaduras al alcohol, pudiendo oscilar esta entre el 4% y el 18%.

Tiene su propia categoría, al igual que ocurre con la cerveza o el vino, cada variedad se caracteriza por presentar ciertas  cualidades, matices y aromas.

En el caso del aguamiel, el sabor dependerá de diferentes factores. Según la cantidad  y la calidad del agua y de la miel empleada en la elaboración, el tiempo y la temperatura de fermentación, la levadura que se utilice y su tolerancia al alcohol, los ingredientes extra que se añadan (frutas, especias, cereales, etc.)  o si se añeja o no,  obtendremos diferentes  sabores, que pueden ser dulces, semisecos, secos, especiados, afrutados, etc. Así, por ejemplo, si buscamos un sabor más seco o más dulce, empezaremos por añadir más o menos agua a la mezcla, aunque el resultado final dependerá del conjunto de  todos factores mencionados. Al igual que ocurre con el grado alcohólico, cuanto más tiempo dure la fermentación, mayor grado alcanzará.

Existen un gran número de variedades y dentro de las mismas, cada una será única.

Variedades de Hidromiel

Dependiendo de los ingredientes que lleve el Hidromiel, éste se puede clasificar en diferentes categorías.

Aquí os dejamos algunas de ellas.

La variedad tradicional engloba todas aquellas recetas “primitivas” en las que los únicos ingredientes son el agua y la miel.

Dependiendo del porcentaje de miel y su tiempo de fermentación los podemos dividir en 3 subcategorías.

Cualquier hidromiel en la que se añaden frutas o bayas con la miel para darle sabor recibe el nombre de melomel. A veces estos pueden tomar nombres más específicos dependiendo del tipo de fruta utilizada.

  • Cyser: Hidromiel elaborado con manzana, zumo de manzana o ambos.
  • pyment: Hidromiel elaborado con zumo de uva.

Hidromiel elaborado con miel y malta. Tradicionalmente el Braggot se elabora con un 50% de miel y un 50% de malta

El Braggot es un tipo de Hidromiel considerada como “cerveza especial “ o “cerveza con miel”. Dentro de la guía de estilo Beer Judge Certification Program (BJCP) se encuentra ubicada en la categoría de Hidromiel.

Bochet es un tipo de hidromiel elaborado con miel previamente caramelizada. El resultado es un hidromiel oscuro con un sabor complejo. Existe una variante conocida como Bochetomel, es un hidromiel estilo bochet al que se le añaden bayas de saúco, frambuesas negras y moras.

Metheglin es un Hidromiel tradicional con hierbas o especias añadidas. Algunas de las especias utilizadas más comunes son el jengibre, té, cáscara de naranja, nuez moscada, coriandro, canela, clavo de olor, vainilla, lúpulo, manzanilla y menta.

HIDROMIEL EN LA HISTORIA

Si tratamos de hacer una reconstrucción del viaje del hidromiel a través del tiempo, podemos ver como ha sido una bebida de la que han disfrutado prácticamente todos los pobladores del planeta.

La primera constancia escrita del hidromiel se encuentra en los versos del texto sagrado del vedismo Rig Vedá, compuesto entre 1700 y 1100 a. C., aunque los restos más antiguos se encontraron en vasijas de cerámica, en China alrededor del año 7000 a.c. Estas vasijas prehistóricas, contenían los restos químicos de lo que fue una bebida fermentada elaborada con arroz, miel y frutas.

En el Antiguo Egipto, el hidromiel fue una bebida muy apreciada, junto con la miel, tanto que los recolectores de miel eran protegidos por los arqueros del faraón, los sacerdotes elaboraban medicamentos con los propóleos y empleaban la cera para conservar y momificar a los faraones y la mismísima Cleopatra utilizaba propóleos como cosméticos.

En Europa, en Alemania se han encontrado cuernos de vacuno que datan de 2100 a. C. y que se usaron como vasos para beber hidromiel,como lo muestran rastros de polen y levadura encontrados.

Otro de los descubrimientos en Alemania, datado del 400 y 450 a.C, fue el hallazgo de un gran caldero de bronce que al parecer había contenido en su interior una bebida alcohólica. Esta bebida era un braggot, una mezcla de hidromiel y cerveza que contenía cuatro ingredientes, además de la levadura de cerveza: miel, filepéndula, cebada y menta.

 

3 variedades en castillo San Javier

También lo hicieron y bebieron en Grecia, donde se llamaba «melikraton». Aristóteles entre otros, menciona el hidromiel en algunas de sus obras. Según la mitología griega, los argonautas bebían grandes cantidades de aguamiel antes de embarcarse en los viajes.  Los argonautas eran héroes a los que se envíaba a un viaje peligroso para librarse de ellos, se les imponía realizar una tarea imposible, pero siempre salían victoriosos gracias a la ayuda de aliados inesperados.

Los romanos eran grandes consumidores de miel, tanto que no les bastaba con su propia producción apícola e importaban de sus colonias. Apreciaban la miel procedente de Córcega y Cerdeña. Utilizaban la miel como endulzante y la mezclaban con el mosto que obtenían de la primera prensada de la uva para que fermentara, obteniendo una bebida similar al hidromiel que se conocía como mulsum, lo que actualmente se conoce como pyment, dentro de la variedad melomel.

Los celtas, normandos, sajones y vikingos fueron grandes consumidores. De hecho, según la mitología nórdica, el hidromiel es el único alimento del dios Odín, así, los vikingos recitan en muchos cantares épicos nórdicos y anglosajones las bondades del hidromiel, la función que tenía en sus reuniones y su vida después de la muerte en el Valhalla donde beberían hidromiel por el resto de la eternidad. La importancia de esta bebida para los vikingos se debe a la diversa variedad de fabricación en su bebida, y en algunos casos, las sustancias que le adicionaban, como por ejemplo el cornezuelo de centeno, que contiene un alto contenido en compuestos del ácido lisérgico, la base de la conocida droga sintética LSD.

En América, los pueblos mayas de la península de Yucatán, disolvían la miel con agua, la maceraban con trozos de la corteza de un árbol llamado “balche” y la hacían fermentar hasta obtener un licor al que llamaban con el nombre de la citada planta y que bebían en las festividades tanto religiosas como profanas.

La elaboración de hidromiel cayó en desuso, debido a que resultaba más economico y sencillo cultivar cereales y vides, otorgando más fuerza a la cerveza y el vino, quedando el hidromiel relegado a los países del norte donde el clima hacía que fuera imposible el cultivo de la vid.

De unos años a esta parte, el hidromiel ha vuelto a resurgir con fuerza, reclamando el lugar que le corresponde.

CURIOSIDADES DEL HIDROMIEL

libros viejos

Existe gran desconocimiento alrededor de la que fue la primera bebida alcohólica de la historia. Aunque cada vez se conoce más sobre ella, no deja de soprender como cada cierto tiempo aparezcen nuevas informaciones.

Aquí van algunas curiosidades:

 

LUNA DE MIEL

La expresión “luna de miel” proviene de la antigua tradicion teutona del siglo XVI de hacer beber a los recién casados hidromiel durante todo un ciclo lunar, con el fin de conseguir que el primer hijo enjendrado fuese varón.

RECETA DE COLUMELA 60 A.C

El naturalista hispano-romano Columela dio una receta para el hidromiel alrededor del año 60 a.c, la receta es la siguiente:

Tomar agua de lluvia conservada durante varios años, y mezclar un sextarius de esta agua con una libra de miel. Para un hidromiel más suave, mezclar una sextarius de agua con nueve onzas de miel. se deja al sol durante 40 días y después se pone una tabla sobre humo. Si no se dispone de agua de lluvia hay que hervir agua de la fuente.”

Para JULIO CÉSAR el aguamiel era su bebida predilecta, la prefería al vino.

NO PRODUCE RESACA

Los guerreros vikingos la tomaban antes de las grandes batallas, porque no producía el malestar característico de la resaca. A día de hoy sabemos que el hecho de no producir resaca se debe principalmente a que no posee lípidos, de manera que el organismo procesa el alcohol resultante de la fermentación con mayor rapidez y también lo expulsa a gran velocidad.

ALGUNAS DE SUS PROPIEDADES

Desde siempre son conocidas las propiedades antisépticas y antibacterianas de la miel que se mantienen una vez fermentada y transformada en hidromiel. Además se le han atribuido propiedades vigorizantes, incluso afrodisíacas.

HALLAZGOS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

En la península ibérica también se han encontrado restos que prueban el uso y consumo del hidromiel.  En el yacimiento de “La Calzadilla”  en Almenara de Adaja (Valladolid) se halló un cuenco  que probablemente contuvo hidromiel, junto a los restos óseos de un individuo, lo que hace pensar que se emplearía en alguna suerte de ritual funerario. En el Valle de las Higueras (Huecas-Toledo) se encontraron restos de hidromiel en un galbo procedente de algún cuenco o jarra de cerámica de la Edad de Bronce. Curiosamente existían diferentes tipos de cerámicas para los distintos tipos de bebida alcóholica que se iba a consumir.

COMPETICIONES DE HIDROMIEL

Actualmente existe una competición mundial por la preparación de los mejores hidromieles, en la que se toman en cuenta factores clásicos
como sabor, color, ingredientes, apariencia, aroma, impresión en general, etc. El proyecto que da diferentes premios a los tres primeros puestos se conoce con el nombre de Mazer Cup Mead Competition.

El año 2019 se celebró la Primera Copa Reina donde se dieron cita hidromieles de toda la península ibérica. Nuestra melomel cyser Idun, obtuvo el bronce en su categoría.

LUNA DE MIEL

La expresión “luna de miel” proviene de la antigua tradicion teutona del siglo XVI de hacer beber a los recién casados hidromiel durante todo un ciclo lunar, con el fin de conseguir que el primer hijo enjendrado fuese varón.

RECETA DE COLUMELA 60 A.C

El naturalista hispano-romano Columela dio una receta para el hidromiel alrededor del año 60 a.c, la receta es la siguiente:

Tomar agua de lluvia conservada durante varios años, y mezclar un sextarius de esta agua con una libra de miel. Para un hidromiel más suave, mezclar una sextarius de agua con nueve onzas de miel. se deja al sol durante 40 días y después se pone una tabla sobre humo. Si no se dispone de agua de lluvia hay que hervir agua de la fuente.”

Para JULIO CÉSAR el aguamiel era su bebida predilecta, la prefería al vino.

NO PRODUCE RESACA

Los guerreros vikingos la tomaban antes de las grandes batallas, porque no producía el malestar característico de la resaca. A día de hoy sabemos que el hecho de no producir resaca se debe principalmente a que no posee lípidos, de manera que el organismo procesa el alcohol resultante de la fermentación con mayor rapidez y también lo expulsa a gran velocidad.

ALGUNAS DE SUS PROPIEDADES

Desde siempre son conocidas las propiedades antisépticas y antibacterianas de la miel que se mantienen una vez fermentada y transformada en hidromiel. Además se le han atribuido propiedades vigorizantes, incluso afrodisíacas.

HALLAZGOS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

En la península ibérica también se han encontrado restos que prueban el uso y consumo del hidromiel.  En el yacimiento de “La Calzadilla”  en Almenara de Adaja (Valladolid) se halló un cuenco  que probablemente contuvo hidromiel, junto a los restos óseos de un individuo, lo que hace pensar que se emplearía en alguna suerte de ritual funerario. En el Valle de las Higueras (Huecas-Toledo) se encontraron restos de hidromiel en un galbo procedente de algún cuenco o jarra de cerámica de la Edad de Bronce. Curiosamente existían diferentes tipos de cerámicas para los distintos tipos de bebida alcóholica que se iba a consumir.

COMPETICIONES DE HIDROMIEL

Actualmente existe una competición mundial por la preparación de los mejores hidromieles, en la que se toman en cuenta factores clásicos
como sabor, color, ingredientes, apariencia, aroma, impresión en general, etc. El proyecto que da diferentes premios a los tres primeros puestos se conoce con el nombre de Mazer Cup Mead Competition.

El año 2019 se celebró la Primera Copa Reina donde se dieron cita hidromieles de toda la península ibérica. Nuestra melomel cyser Idun, obtuvo el bronce en su categoría.

Carro de compra
¡No hay productos en el carrito!
Total parcial
0,00
Total
0,00
Ir arriba